fbpx

¿Por qué se despierta mi bebé a las 3 am?

Baby waking up at night.

Esta es la pregunta más común que se hacen los padres primerizos, y probablemente sea la razón por la que estás leyendo esto. ¿Es un hito del desarrollo? ¿Una regresión? ¿Duermen demasiado durante el día o no duermen lo suficiente? Tal vez tenga hambre. Tal vez tengan demasiado calor o demasiado frío.

Bueno, la verdad es que podría ser cualquiera de esas cosas, y podría ser una combinación de varias de ellas. Lo que esto significa, y de lo que probablemente ya seas consciente, es que el sueño del bebé es tremendamente complicado. Sus cuerpos y sus cerebros experimentan rápidamente cambios significativos, y cuando tienes uno de esos problemas bajo control, aparece otro nuevo para ocupar su lugar. Hay factores que puedes controlar, obviamente. Si el bebé tiene demasiado calor, puedes subir el aire acondicionado o poner un ventilador en la habitación. Si le están saliendo los dientes, un poco de Tylenol para niños puede resolver el problema, al menos temporalmente. Pero esas son las soluciones sencillas. La razón por la que la mayoría de la gente tiene tantos problemas con el sueño de sus bebés es por problemas que no son tan simples y que no tienen soluciones obvias.

Imagínate este escenario: Un niño de 18 meses recibe mucho aire fresco y luz del sol durante el día, se acuesta fácilmente para hacer siestas largas y tranquilas, pero cuando llega la hora de dormir, de repente está lleno de energía y quiere jugar. Cuando se les dice que es hora de acostarse, se alteran y la hora de dormir se convierte en una batalla. Cuando por fin se acuestan, se despiertan varias veces por la noche y nunca duermen más allá de las 5:30 de la mañana. ¿Qué está pasando? ¿El bebé duerme demasiado durante el día? Esa sería una suposición lógica, sin duda. Al fin y al cabo, si los adultos hiciéramos una siesta de tres horas por la tarde, es muy probable que nos costara mucho conciliar y consolidar el sueño esa noche.

Pero casi siempre ocurre lo contrario. Lo que el bebé está demostrando en este escenario es en realidad una necesidad de dormir más, no menos. Para entender este razonamiento, que va en contra de la lógica, primero hay que investigar sobre cómo funciona el sueño. Alrededor de tres horas antes de que estemos naturalmente listos para despertarnos, nuestro cuerpo comienza a segregar una hormona llamada cortisol, y si has leído algo sobre el sueño de tu bebé antes de esto, solo leer esta palabra seguramente te hace estremecer. El cortisol es una hormona estimulante, y también se produce en momentos de estrés para elevar el ritmo cardíaco y estimular el sistema nervioso (por si acaso hay que salir huyendo de osos), pero por la mañana, sólo trata de ponernos en marcha. Piensa en esto como la cafeína de la madre naturaleza. Y si el cortisol es nuestra taza de café matutina, la melatonina es nuestra copa de vino nocturna. Una vez empieza a esconderse el sol, nuestro cuerpo reconoce la llegada de la noche y empieza a producir esta encantadora hormona que induce al sueño, que nos ayuda a conciliar el sueño y a dormir toda la noche, cuando todo el proceso vuelve a empezar. La producción de melatonina se incrementa y comienza temprano en la noche, y dormimos hasta que nos despertamos con con la luz del sol. Pero por muy bonito que sea este sistema, no es perfecto y se confunde fácilmente. Así que en la situación que hemos examinado anteriormente, esto es lo que está sucediendo…

El bebé duerme buenas siestas durante el día, lo que obviamente es maravilloso, y pasa mucho tiempo al aire libre, por lo que su cuerpo está preparado para producir melatonina cuando llega la noche. Entonces, ¿a qué se debe esa explosión de energía justo antes de acostarse? Cuando el cuerpo del bebé ha empezado a producir melatonina, hay un breve espacio de tiempo en el que el cuerpo espera que el bebé se vaya a dormir. Después de todo, es un bebé. ¿Para qué tiene que estar despierto? No ve «The Bachelor» y aún no ha descubierto Internet. El cerebro decide instintivamente que algo no va bien; y que debe estar sucediendo algo urgente y debemos estar listos para salir corriendo (probablemente porque, ya sabes, los osos.) Y si el bebé tiene un oso del que huir, añadir una inyección de cortisol debería ayudar a aumentar sus posibilidades de supervivencia. En otras palabras, los padres de este bebé están esperando demasiado para acostarlo por la noche. El sistema del bebé empieza a segregar cortisol para asegurarse de que el bebé está listo a reaccionar ante la situación de peligro que no existe, y antes de que te des cuenta, está un poco alterado. Esto suele manifestarse en forma de jugueteo y abundancia de energía. En resumen, el bebé se ha saltado la ventana y ahora le va a costar mucho conciliar el sueño, pero su comportamiento indica cualquier cosa menos cansancio.

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con los temidos despertares de las 3 de la mañana? Esto es lo que sucede… Suponiendo que el ritmo circadiano de tu bebé programe un despertar a las 6 de la mañana, su cuerpo comienza a segregar cortisol tres horas antes de eso. Y en este punto, la producción de melatonina ha cesado por la noche. Así que el bebé llega al final de un ciclo de sueño alrededor de las 3:00. Llega a ese estado «ligeramente despierto», y ahora hay un poco de estimulante y ningún sedante natural. Esto, combinado con dependencias para dormir, significa que el bebé probablemente se despertará del todo y le costará mucho volver a dormirse, y comenzar un nuevo ciclo de sueño sin tu ayuda.

Así que ahora la gran pregunta para la que probablemente has estado esperando que yo tenga una respuesta. ¿Cómo puedo solucionarlo? Aunque no hay una solución rápida para ajustar el horario de producción de hormonas del bebé, estos son los tips más fáciles de seguir:

1.Sacálo al aire libre durante el día tanto como sea posible y asegurándote de que no se quede despierto hasta muy tarde.

2.También es útil asegurarse de que la habitación del bebé esté lo más oscura posible por la noche, y empezar a apagar las luces de la casa al menos una hora antes de acostarlo. Simular la puesta de sol ayudará a estimular la producción de melatonina para que esté en pleno funcionamiento cuando se meta en la cuna.

3.Evita cualquier tipo de televisión, iPhone, tableta o pantalla durante esa misma hora antes de acostarse (preferiblemente incluso más tiempo) ya que estos dispositivos emiten un géiser de luz azul, que estimulará la producción de cortisol justo en el momento en el que estás intentando evitarlo.

Por encima de todo, la forma número uno de ayudar a tu bebé a dormir toda la noche es conseguir que tenga un horario de sueño predecible y consistente y enseñarle las habilidades que necesita para dormirse de forma independiente. Sin estas dos cosas, no vas a poder evitar los despertares nocturnos. Todos nos despertamos por la noche cuando se nos terminan ciclo de sueño, independientemente de nuestra edad. Como adultos, sólo tenemos la capacidad de evaluar con calma la situación cuando nos despertamos en la oscuridad, darnos cuenta de dónde estamos, ver que todavía es de noche y volver a dormir. La mayoría de las veces ni siquiera lo recordamos a la mañana siguiente. Así que, aunque no podemos evitar que el bebé se despierte por la noche, sí podemos ayudarle de forma segura y eficaz a reconocer que está a salvo, en un territorio conocido, que todavía está cansado y que es capaz de volver a dormirse por sí mismo. De eso se trata el entrenamiento del sueño: de enseñarle al bebé a dormirse sin tu ayuda, para que cuando termine un ciclo de sueño, sepa exáctamente qué hacer sin tu ayuda y se vuelva a dormir por sí mismo, sabiendo que está a salvo.

Como consultora del sueño, esto es exactamente lo que le enseño a mis familias. Diseño un sencillo plan de sueño paso a paso para ayudarles a enseñar a su bebé a conciliar el sueño de manera independiente. Tengo en cuenta que cada bebé es diferente y que cada familia tiene necesidades distintas y miro el panorama completo: el saberse dormir sin ayuda es imprescindible, pero los horarios y las rutinas adecuadas para la edad de tu pequeño son igualmente importantes.

Y, por su puesto, asegúrate de que no haya osos en la habitación.

Escrito por Maria Clara Lopez, sleep coach, asesora de sueño, experta en sueño pediátrico. Maria Clara ha ayudado a cientos de familias en Colombia, Estados Unidos, y el mundo entero.


Share This:

Recent Posts

Baby waking up at night.

¿Por qué se despierta mi bebé a las 3 am?

Esta es la pregunta más común que se hacen los padres primerizos, y probablemente sea la razón por la que estás leyendo esto. ¿Es un …